Bruschetta

Cada región italiana tiene su propia receta de Bruschetta que comienza con una rebanada de pan crujiente casero sazonada con aceite de oliva virgen extra y sal, y enriquecida con ingredientes como los tomates de Jamón de Parma, Pulpo, Salmon, Tomate , ajo.

INGREDIENTES

320 g de pan casero de trigo duro

550 g de tomates maduros

30 hojas de albahaca

270 g de mozzarella

1 gajos de ajo

aceite de oliva virgen extra

sal marina

Queso Parmigiano Reggiano u Pecorino

Actualmente la Bruschetta es la reina de aperitivos y cócteles, y no puede faltar. Su preparación es muy sencilla aunque exija la atención habitual de la tradición, con un solo secreto: utilizar solo ingredientes italianos de la más alta calidad.

Para la clásica Bruschetta empezar cortando el pan en rebanadas de 2cm. Calentar una placa antiadherente y cuando esté caliente tostar el pan por ambas caras hasta que quede crujiente y retirarlo. Mientras tanto lavar los tomates y cortarlos a cubitos. Poner los tomates en diferentes un bol y sazonarlos con las hojas de albahaca, el aceite de oliva virgen extra y la sal.

Cortar la Mozzarella en cubitos, con papel de cocina eliminar el exceso de leche y mezclarla con los tomates. Pelar el ajo y frotarlo sobre las rebanadas de pan para darles su aroma y su sabor fuerte. Cubrir las rebanadas de pan, tostadas y aromatizadas con ajo, con el aliño y servirlas.

 

 

Compartir:

Otras recetas